Las bases del Periodismo Digital

Just another WordPress.com weblog

IMPORTANCIA DE LA TÉCNICA Y LA TECNOLOGÍA EN LA PRODUCCIÓN RADIAL 08/08/2009

La radio en Internet

  

Prueba este enlace para que tengas acceso a una radio on-line venezolana: http://www.radiomundial.com.ve/yvke/

Las nuevas tecnologías se han ido incorporando paulatinamente a diferentes campos de la vida cotidiana y han contribuido a facilitar las actividades que anteriormente necesitaban de numerosas personas o de múltiples equipos para ser ejecutadas.

 En lo que respecta a los medios de comunicación social, éstos no se han desligado del uso de nuevos equipos digitales de audio, vídeo, impresión, edición y la incorporación de  innovaciones tecnológicas para  realizar sus funciones de la mejor manera posible de modo que el producto final sea satisfactorio y cubra las expectativas de usuarios cada vez más exigentes.

 Tal es el caso de todas aquellas labores propias de la producción radial, en donde las herramientas tecnológicas se han ido incorporando en forma progresiva para mejorar, por ejemplo, la calidad en el audio, optimizar la búsqueda y el almacenamiento de canciones y material audible, facilitar la edición de audio, enriquecer la biblioteca de efectos especiales y mantener informado al radio escucha sobre el acontecer noticioso de manera casi inmediata por medio del uso de la Internet.

Foto cortesía de geekalert.com

 Los equipos de computación han aportado a la producción de radio una ayuda invaluable, ya que su importancia en este campo radica en ser utilizados de múltiples maneras. Por ejemplo, pueden servir para almacenar material sonoro, permitir la conexión a la web para nutrir de información y contenidos a los programas radiales y para editar fácilmente el material que será presentado en un espacio radial. Además, permiten simplificar las labores por lo que un sólo operador que tenga un buen manejo de la computadora puede abarcar múltiples funciones en poco tiempo.

 En tanto, otro elemento tecnológico que reviste gran importancia en el mundo radial es la incorporación del formato de Disco Compacto (CD). Desde que se masificó su utilización, ha servido para almacenar material sonoro de manera perdurable, facilitar la búsqueda de canciones o pistas de audio, mejorar la calidad del sonido y reducir los espacios físicos de almacenamiento.

 En los actuales momentos, un productor de radio cuenta con herramientas tecnológicas que puede utilizar a su favor, sin embargo, esto no garantizará el éxito de la producción final, ya que no debe dejar de lado aspectos intangibles como lo son el talento, la organización, la iniciativa, el ingenio, el carisma, entre tantos otros.

 De esta manera, se observa que la tecnología ocupa un lugar importante en la producción radial, por cuanto ayuda a reducir los tiempos de realización y ejecución de espacios radiales, mejora la calidad técnica del producto, agiliza y facilita la búsqueda de información, reduce la cantidad de operadores en el estudio y permite que la radio llegue a lugares geográficamente inalcanzables por medio de las ondas hertzianas (gracias a la presencia de la radio en la Internet).

El objetivo que se deben plantear los productores modernos de radio es compensar las herramientas tecnológicas con las que cuentan, el material humano y las técnicas tradicionales de radiodifusión tradicional, para que así el resultado final (programa de radio), logre complacer las expectativas de un público cada vez más exigente, no sólo en cuanto a calidad técnica sino en cuanto a calidad de mensaje.

 Como referencia, se puede tomar la radio en sus inicios, cuando la tecnología que se utilizaba era la más moderna para esa época la cual fue evolucionando y sufriendo mejoras hasta permitir que la radio se convirtiera en un medio de comunicación de alcance masivo, de gran difusión geográfica y con programación innovadora capaz de captar la atención del grupo familiar en sus horas de esparcimiento.

Cabina de radio

Esa evolución tecnológica en la radio no se ha detenido; sin embargo, ha mermado la preferencia por el  medio y la calidad en cuanto al contenido. La tecnología, la técnica y su aplicación en este campo radial siempre han estado presentes pero, en algunos casos, se ha notado  la mayor importancia que se da a estos aspectos y se ha dejado de lado la parte intrínseca de la producción radial. 

En fin, la tecnología reviste gran importancia en la producción radial y su correcto manejo ha contribuido a incorporar mejoras en cuanto al alcance geográfico, la calidad del sonido, los tiempos de producción, el almacenamiento de información, entre otras tantas. En cuanto a las técnicas, es decir, las maneras en que estas nuevas tecnologías de comunicación son utilizadas, se ha comprobado que no se necesita ser un ingeniero de sonido para manipular los nuevos equipos, sólo se requiere ser una persona integral y dedicada que tenga habilidad en el manejo de los dispositivos.

Los formatos actuales de programas radiales se orientan a producir programas más cortos y que permitan la interactividad con los radioescuchas (a través de mensajes de texto, correos electrónicos, etc.), además de contar con buena calidad de audio en donde los mensajes sean presentados de manera sencilla y que cuenten con una estructura que los identifique del resto de los programas radiales a través de una mezcla de inventiva y buenos contenidos.

Las nuevas tecnologías de la comunicación y la información permiten que la radio se adapte a las exigencias que implica la modernidad, sin embargo, éstas deben ser bien empleadas y correctamente aplicadas para que el producto radial (programa), cumpla con los objetivos propuestos.

Anuncios
 

EL BLOG, UNA VENTANA PERSONAL EN INTERNET 02/08/2009

Imagen del Blog "Explíkme" de Karelia Espinoza

Imagen del Blog "Explíkme" de Karelia Espinoza

La Internet llegó para quedarse y, aunque algunas personas la veían con recelo en sus comienzos, hoy muchos aprovechan la interactividad de la red para que otros conozcan sus opiniones y sobre lo que hacen día a día. Es así como surgieron los blogs. ¿Quién iba  a imaginarse que sería posible publicar bitácoras de tu vida de manera on-line? Atrás quedaron los viejos diarios que albergaban en cada una de sus páginas acontecimientos importantes de la vida de las personas.

 Los viejos modelos de comunicación masiva mostraban un sistema lineal, en donde el receptor del mensaje era incapaz de responder al emisor.  Con el nacimiento de las nuevas tecnologías y de la Internet, se derrumbó este concepto. Internet permite que sus usuarios puedan crear notas, montar vídeos, conversar de manera virtual, escribir comentarios, dar opiniones, crear debates, en fin dar a conocer al emisor y al mundo su punto de vista.

 En los últimos años ha habido un auge  en cuanto a la publicación de periódicos en la Web y más recientemente la creación de blogs por parte de mortales como tú y como yo, que queremos ser escuchados.  Las primeras publicaciones digitales de periódicos se limitaban a hacer copias exactas de las versiones en papel. Poco a poco se fueron incorporando enlaces,  foros, encuestas on-line, en fin, un compendio de recursos que permiten que el usuario interactúe con el medio. Y, lo que es más relevante es la actualización de las noticias de manera casi inmediata, es decir, nos podemos enterar de los hechos diarios casi al mismo tiempo en que ocurren.

 Para tener un blog, no es necesario que seas periodista o que tengas algún título universitario; con las ganas de comunicar lo que piensas a tu entorno es suficiente. Aunque parezca mentira, muchos tienen esa necesidad de drenar lo que les pasa diariamente escribiéndolo y compartiéndolo con desconocidos en el ciberespacio. Es una manera de catarsis, para evitar sentirse reprimidos. A través de los “posts” los lectores opinan e interactúan con el “bloguero” y algunas discusiones interesantes pueden surgir al respecto.

 Muchos aún permanecen reacios a adoptar las tecnologías como parte de su vida, y prefieren sentarse a leer los periódicos acompañados por una taza de café. Otros prefieren tener su diario como una pequeña reliquia en su mesa de noche, en donde anotan de manera celosa lo que les ha pasado y no quieren que nadie se entere. Para este grupo también hay que tener respeto, porque aunque todo apunte a la modernización de los medios de comunicación, los grandes cambios en el mundo son lentos de asimilar. La tecnología, aún en nuestros días no está al alcance de todos y no está hecha para convertirnos en autómatas que abandonamos nuestras costumbres y tradiciones en un abrir y cerrar de ojos.